Tendencias Blog

Personalización de los alimentos, en el top of heart de los consumidores

Con el pasar de los días el consumidor busca productos y servicios que además de darle un beneficio racional, se ajuste a sus necesidades de manera personalizada y cercana. La personalización de los productos va tomando el lugar de la fabricación masiva de los mismos. En estrategias de marketing y publicidad esto se evidencia cada vez más, pero no es solo en la industria de la moda, belleza, automotriz y otras, donde esta evolución debe darse. Actualmente, la customización llega al punto de brindarle alimentos que se ajusten más allá de los deseos comunes y corrientes de saciar su hambre.

Pero, ¿a qué nos referimos con el término personalizar los alimentos? Para empezar, personalizar o customizar cualquier producto o servicio, se refiere a llegar al consumidor de tal manera que sus gustos e intereses se vean reflejados en lo que como marca le brindamos. La personalización se extiende a experiencias placenteras y cercanas. Ahora, hablando de los alimentos, es importante mencionar el crecimiento que hay en cuanto a la conciencia de mejorar hábitos y mantener una alimentación saludable. Las personas buscan suplir sus requerimientos nutricionales con productos saludables, nutritivos, sostenibles y diferentes.  Las marcas o cadenas de alimentos deben generar una inmensa conexión entre sus consumidores y aquello que ellos buscan en base a su personalidad y deseos, más allá de la necesidad percé.

Deportistas, personas mayores, personas que padecen alergias o intolerancias a ciertos alimentos y los conocidos “millenials” son algunos de los colectivos que buscan con frecuencia la personalización.

Para los deportistas, la importancia de la calidad, valor nutricional y experiencia sensorial es evidente. Este grupo de personas, busca alimentarse con comida natural acorde a una ingesta de calorías, proteínas y demás grupos alimenticios que devuelvan a su cuerpo las energías y nutrientes que su actividad física desgasta.

Las personas mayores generalmente requieren grupos de alimentos ligeros, que prevengan dolencias y enfermedades y que les generen bienestar. La dieta de un adulto mayor debe elaborarse en base a sus necesidades corporales y a su estado físico.

Grupos de personas con intolerancias o alergias, encuentran en productos libres de gluten, lactosa y otros, la opción ideal para mantener una alimentación balanceada y que esté dentro de sus requerimientos médicos.

Por su lado, los millenials, una generación más consciente del consumo sostenible de alimentos, buscan ingredientes naturales, auténticos y responsables. Además, se identifican con marcas que de cierta manera “hablen por ellos”.

Pero no son solo estos colectivos los que buscan alimentación personalizada. Cada vez más consumidores se inclinan hacia esta tendencia y las marcas que generen una experiencia en los mismos, serán las que crucen la frontera y permanezcan en su “top of heart”.